Ingredientes:

Vainillas (lady finger):24 unidades-
Café soluble: a gusto-
Crema de leche: 150 cc-
Azúcar: 175 g-
Yemas: 4 unidades-
Claras: 2 unidades-
Gelatina sin sabor: 10 g-
Chocolate rallado: a gusto-
Queso Mascarpote: 350 g-

Antes de comenzar, es muy importante que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente.
Por eso conviene disolver previamente la gelatina en poco agua a baño María, y el café.
Elegir un molde y cubrir el fondo con 12 vainillas remojadas en la disolución de café. Batir las yemas con el azúcar hasta blanquear y lograr un punto esponjoso. Agregar el queso y la crema medio batida, las claras batidas y por ultimo la gelatina disuelta.
Mezclar en forma envolvente y cubrir con la mitad de la preparación las vainillas del molde. Colocar las 12 vainillas restantes remojadas también en la disolución de café, y cubrir con el resto de la preparación. Espolvorear con chocolate rellado y enfriar en la heladera no menos de 4 horas.

Importante:

El autentico Tiramisu solo se prepara con queso Mascarpone (se consigue en los grandes supermercados). De lo contrario, se puede reemplazar por 350g. De queso tipo Mendicrim, o por 175g. De Ricota y 175g. De Philadelfia incorporados homogéneamente.
En ambos casos seria una imitación del autentico.
Los Chef prefieren hacerlo legitimo o no hacerlo.

Ingredientes:

Yemas de huevos: 6 unidades-
Azúcar: 125 g-
Leche: 5 dl -
Extracto de vainilla: ¼ de- cucharadita-
Maicena: 1 cucharada-

Este año, a deferencia del anterior que realizamos el Tiramisú (postre de origen italiano), contaremos los secretos de la Natilla, a pedido de la colectividad española. Esperemos que la disfruten.

Preparación:

Se echan las yemas en un cuenco y se añade el azúcar. Con un batidor se ponen rápidamente los huevos. Un secreto es no dejar nunca el azúcar en contacto con las yemas sin revolver, porque las quemaría. Se puede evitar añadiendo previamente a las yemas 2 ó 3 cucharadas de leche fría. Mientras tanto se hierve la leche con el extractor de vainillas. Luego se vierte poco a poco, a través del  colador, sobre la mezcla de azúcar y yema, agitando todo el tiempo con el batidor. Se pasa la mezcla al recipiente usado para hervir la leche y se calienta a fuego muy lento, seria mejor aun si se hace a baño María.

Se cuece la crema, removiendo con una espátula de madera para poder rascar el fondo del recipiente y evitar que una parte se pegue en la primera fase de la cocción. Luego se bate de nuevo con el batidor, aconsejamos que el movimiento sea en “8” (mueve toda la masa e impide que hierva la crema), hasta lograr consistencia.
Después se usa nuevamente la cuchara de madera para la fase final de la cocción. Para saber cuando esta lista la crema, se levanta la cuchara y debe quedar cubierta por una fina capa de ésta. Importante: no debe hervir, ya que podría destriarse. Otro secreto para reducir este riesgo se debe añadir a la crema, antes de la leche, una cucharada de maicena, dándole mas consistencia.

Preparación
30 minutos-
Luego 2 a 3 horas para enfriar-

Cocción
De 5 a 10 minutos-

Ingredientes

300 gramos de chocolate cobertura-
50 gramos de azúcar-
2 cucharadas de ron-
100 gramos de manteca-
2 yemas de huevo-
35 gramos de cacao amargo-

Poner el chocolate troceado en un recipiente a baño María, añadir el azúcar, y el ron, fundir sin calentar demasiado, revolviendo de vez en cuando.
Cuando se forme una crema espesa y homogénea se retira del fuego, se añade la manteca y se funde con el calor del chocolate, revolviendo todo el tiempo con una espátula.
Se incorporan las yemas, se mezcla bien  y se deja enfriar la pasta en el freezer durante un par de horas.
Se sacan cucharaditas de pasta, se hacen bolas de tamaño de nueces y forma ligeramente irregular, y luego se hacen rodar de una  en una en un recipiente con el cacao.
Cuando la trufa esta cubierta de cacao se saca y se coloca en una cápsula. Se hace lo mismo con todas las trufas y, a la espera de servirlas, se tienen en un lugar fresco.