La evolución, el progreso y la modernización, muchos veces traen consecuencias que, en algunos casos, son poco propicias para la preservación de la tierra. Paralelo al crecimiento de las industrias y de los productos que contaminan, aumenta las personas que carecen de una verdadera conciencia ecológica, Smog, ruido, y otros factores contaminantes son los culpables de que dio a día, el medio ambiente se deteriora de manera preocupante. Aunque para algunos el progreso tiene irremediablemente estas consecuencias, hay quienes piensa que algunas situacio es pueden cambiar con 1 aporte individual y la amo de conciencia...

Si bien el común de la gente piensa que hacer ecología es volver a la vida silvestre, esta visión es errónea. Hacer ecología quiere decir, de alguna manera, asimilar todo el progreso tecnológico industrial de tal forma que no se dañe el medio ambiente. Es que, a decir verdad, lo complicado de la ecología no es hacerla sino lograr que se cree en la gente una conciencia ecológica para que este cuidado sea de todos y para todos, no de unos pocos. De lo contrario, sus resultados serán escasos o, incluso, nulos. En definitivo, lo importante es tener siempre en cuenta la alternativa. Es decir, no dejar de hacer lo que se debe hacer sino

encontrar la manera de hacerlo sin causar daños que puedan ser irreparables para el planeta, Por ejemplo, si se emprende la construcción de un tendido de Vas férreas y, a tal fin, se pueden utilizar durmientes de hormigón armado, ¿por qué talar cientos de quebrachos que tardarán muchos años en volver a crecer ? Según Marina Orman, de la organización Greenpeace «en la Argentina, aún hay mucho por hacer en cuanto a este tema.

Si bien desde las grandes industrias se intenta, por ejemplo, elaborar productos que sean reciciables, todavía no hay entidades importantes que se encarguen de ese proceso. Otro ejemplo se vincula con la energía: no estamos aprovechando las grandes extensiones de tierras que tenemos en la Patagonia para instalar molinos de viento, infinitamente más ecológicos que las terminales nucleares o hidroeléctricas». Otro tema que preocupa fuertemente a los ecologistas, y particularmente a la gente de Greenpeace organización que se encarga a nivel internacional de luchar contra todo aquello que pone en riesgo a nuestro medio ambiente- es el de la capa de ozono. No es noticia que los efectos provocados por la dañada capa se intensifican hacia las zonas cercanas a los polos. Es decir que, por ejemplo, los veraneantes que esta temporada elijan pasar sus vacaciones en la Costa Atlántica deberán tener especial cuidado a la hora de visitar las playas.
La integrante de Greenpeace advirtió que «si no empezamos a adoptar hábitos de cuidado hacia nuestro medio ambiente, ponemos en serios riesgos al único mundo que tenemos».

Los consejos de Greenpeace en materia de protección propia y del medio ambiente, en especial para la temporada de verano son:

  • No tomar sol entre las 11 y las 15. Las lesiones producidas en este horario por los rayos solares UV pueden derivar en lesiones precancerosígenas
  • Usar emulsión protectora solar no inferior a factor 40. Se debe tener en cuenta que el efecto de la cremo no se pierda con el agua de¡ mar.
  • No desechar bolsas de nylon, envases o papeles en las playas. Tratar siempre de utilizar los cestos de basura,
  • No arrojar papel higiénico por el retrete, ya que se trata de papel no biodegradable que encontrará su destino en mares y ríos.
  • A la hora de tomar un baño marino, poner atención de que no sean aguas contaminados, Es decir, tomar la precaución de no bañarse en playas muy cercanos a fábricas o zonas portuarios.
  • Utilizar la menor cantidad posible de luz y agua en los hogares, hoteles, etc. De esta manera se disminuye la contaminación provocada por las centrales energéticas.
  • Desechar el uso de pilas que no sean ecológicas y no arrojarlas en las playas o en las calles.
  • Tomar recaudos cuando se hacen fogones en bosques y asegurarse, después, de que hayan quedado bien extinguidos.
  • Adquirir siempre productos que no contaminen o que sean reciciables.

Salvar al mundo
Hoy, hablar de ecología es casi una moda. Se piensa en verde, se intenta concientizar y se impulsan campañas en torno al reciclaje. La ecología ha surgido para impedir males futuros, enfrentándose a un sistema de menor calidad de vida, a un Planeta contaminado de ruidos, smog, basura, donde se agranda el agujero en la capa de ozono, y las especies animales y vegetales están en peligro de extinción.

A diario se convive con gases que desprende el transporte urbano. Lo que el común de la gente no imagina, es que esos colectivos, motos y automóviles, pueden provocar cáncer y defectos en el recién nacido. Dado que este es el único lugar que tenemos por ahora, deberíamos cuidarlo en defensa propia. Vale preguntarse como vivirán nuestros nietos. Un informe revela que Bs. As, junto a Santiago de Chile, México  y San Pablo, son las ciudades más contaminas de América Latina.

En las grandes capitales el aire se vuelve irrespirables por los humos de fabricas, calecfacciones, Transportes públicos y privado, aerosoles, gases, humo de cigarrillos, etc. De a poco, el compromiso con la ecología toma  forma  de la mano de empresas.

Algunas Compañías Petroleras proponen el uso de nafta sin plomo, libre de gases tóxicos. Otra firma, Aguas Argentinas, realiza campañas para que se use el agua racionalmente, ya que si bien es abundante, no es inagotable.

El agua y el mar
Los rios y mares no son sólo corrientes de agua donde poder refrescarse durante las vacaciones o sitios preferidos por los enamorados para caminatas en su orilla. Son a su vez, una fuente alimenticia muy codiciada por los pescadores que persiguen sus frutos. En algunos casos se pesca para consumo familiar o comercial. En otros, la pesca es solo un deporte, un pasatiempo, como si los océanos no fueran finitos y limitados.

Desafortunadamente, los fruutos de mar se consumen hasta la extinción. Por ello, los gobiernos implementan políticas de “veda", tratando de parar la anulación de las especies.
Se estima que quedan aproximadamente 2000 ejemplares de la ballena azul, mientras que en el año 1930 habían 100.000.Los atentados contra el equilibrio ecológico son innumerables. En la lista de desastres figuran el tráfico de animales (uno de los mayores negocios del mundo) y la selva Amazónica, el pulmón      verde mas importante del Planeta, que alberga a mas de la mitad de las especies que viven en al tierra.  

      Mejor prevenir

  • En Argentina, 1de cada 4 camas de hospitales esta ocupada por enfermos contagiados con agua contaminada. El agua es transmisora de enfermedades. El hombre consume 2.5 litros de agua por día.
  • Una canilla mal cerrada o con una perdida pequeña que llene un pocillo de café en 10 minutos
  • Representa en un año 11.350 litros de agua. Si el que esta descompuesto es el inodoro, se derrochan 83,300 litros de agua por año. Una ducha implica gastar 100 Litros de agua.
  • Cierre la canilla rnientras se lava los dientes. De lo contrario desperdiciará 19 litros de agua.
  • Evite tirar por las cañerías aceite de las frituras.
  • En la ciudad de Bs. As. se generan 1.60 Kfg. de residuos por habitante al día. De esta basura se puede reciclar papel, cartón, latas, aluminio, plástico y vidrio. El sector del papel es el responsable de la desaparición de bosques. Con el reciclado se ahorra en madera y en contaminación del agua.
  • A Buenos Aires le faltan más de 10 m de espacio verde por habitante, para ser una ciudad ecológica.
  • Bs. As. es considerada la cuarta ciudad más ruidosa del mundo. Cada año se talan 11 rnillones de hectáreas de bosques donde habitan especies animales y vegetales. En agua y le mar habitan especies animales y vegetales. Existe un punto en donde no hay Este ni Oeste, Norte ni Sur, es el punto donde los hombres se unen con una sola misión: la de salvar al mundo.